Finanzas saludables

Talento líquido: qué es y por qué desarrollarlo

Lectura de
4
min
Tabla de contenidos:

Uno de los principales retos que todas las empresas enfrentan actualmente es captar y retener talento. Las puertas que ha abierto la globalización y las nuevas formas de trabajar, como el poder hacerlo desde casa, han transformado por completo el mercado laboral. Es común que una organización cuente con uno o varios colaboradores que se ubican en otra ciudad –o incluso en otro país–, que ya tengan una oficina en casa y no necesiten equipo de oficina, o que tengan proyectos adicionales como freelancer. En otras palabras, con colaboradores cada vez más independientes. De esta creciente libertad en las opciones de dónde y cómo trabajar viene la dificultad de retener al talento, más aún si se trata del talento líquido.

Qué es el talento líquido

Al igual que el agua, el talento líquido tiene dos cualidades particulares: es versátil y se adapta. No es una noticia para nadie que el planeta hoy avanza y evoluciona a un ritmo nunca antes visto. Lo que antes tardaba años o incluso décadas en volverse obsoleto, hoy lo puede hacer en cuestión de meses. Si bien sigue siendo no solo útil sino imprescindible el contar con especialistas de un área muy específica en nuestro equipo, también es verdad que si esa área en particular se transforma debido a, por ejemplo, la inteligencia artificial, el puesto de ese colaborador podría desaparecer. Entonces, perderíamos a un elemento valioso que probablemente tenga mucha historia en nuestra empresa y sea parte importante de la cultura, pero que no cuenta con la adaptabilidad necesaria para sobrellevar el cambio.

Es aquí donde se vuelve evidente la urgencia de formar un equipo multidisciplinario de talento líquido. Así como nuestro modelo de negocio empresarial, nuestros colaboradores deben contar con la capacidad de evolucionar y adecuarse a las nuevas necesidades. Para ello, hemos de asegurarnos de contar con una estrategia para identificar, atraer, retener y desarrollar a estos potenciales colaboradores. Estos perfiles suelen llamarse "perfiles T": tienen una especialidad en un tema en específico –la barra vertical de la T– y, a su vez, conocimiento general de una diversidad de temas –la barra horizontal de la T–. Reconocer al talento líquido es simple, basta con analizar qué tan proactiva es una persona. Aquella que opta por tomar certificaciones, leer libros, emprender proyectos o simplemente salir voluntariamente de la comodidad que le brinda su área de experiencia para seguir aprendiendo es, sin lugar a dudas, talento líquido.

Algunos modelos educativos están optando por formar a los estudiantes precisamente desde este enfoque: darles una formación amplia y general de varios temas relevantes para su área de especialización, e ir focalizando su formación según avanzan en sus carreras.

Cómo retenerlo y potenciarlo

Todas las empresas tienen talento líquido. Si son conscientes de ello o no es otra historia, pero definitivamente la cualidad humana de la resiliencia vive en todas las personas en cierta medida, y es esta la que ha llevado a muchos a diversificar sus conocimientos y apegarse a la ley de la selección natural: adaptarse o desaparecer. Al identificar a estos colaboradores, hay que asegurarnos de escucharlos y mantenerlos motivados. Parte de la evolución empresarial de los años recientes está en optar por una estructura horizontal donde todo lo que piensan y sienten todas las personas de nuestra organización es tomado en cuenta. De esta manera, podemos garantizar que contamos con una cultura laboral en donde el talento líquido quiere permanecer y desarrollarse.

Hemos de recordar que todas las empresas buscan optimizar su equipo, por lo que no es raro escuchar de colaboradores que encuentran mejores ofertas y optan por desvincularse de nuestra organización. Con esto en mente, hemos de hacer una inversión inteligente en capacitar y aprovechar al máximo al talento que ya está con nosotros. Designar recursos para ampliar los conocimientos y las capacidades de nuestra gente siempre va a ser una acción que dará beneficios. Para esta clase de iniciativas, en kapital ofrecemos hasta $5'000,000 con nuestro Crédito PyME, diseñado para el crecimiento empresarial en todas las áreas.

Si al leer este artículo pensaste en algún o algunos elementos de tu organización, es buen momento de recordarles –de la forma que mejor se adecúe a la cultura de tu empresa– que su presencia en el equipo es altamente reconocida y valorada.